Tabaco y menopausia. ¿Cómo afecta el tabaco a las mujeres?

Aunque ya conocemos prácticamente todos los efectos negativos del tabaco en hombres y mujeres, hoy queremos hablar concretamente de la relación del tabaco con las mujeres de más de 40 años. El concepto de menopausia precoz y los riesgos que conlleva el consumo de esta sustancia en este periodo concreto.

Tabaco y menopausia. ¿Cómo afecta el tabaco a las mujeres?

Menopausia precoz, ¿Qué es y qué relación guarda con el tabaco?

La menopausia es un periodo que experimentan únicamente las mujeres y se caracteriza por la pérdida o finalización de la menstruación. Es un fenómeno natural que suele ocurrir a partir de los 45 años o 50 años. Esta se produce cuando los ovarios de las mujeres dejan de producir las hormonas estrógeno y progesterona.

Hablamos en cambio de menopausia precoz cuando este fenómeno se adelanta y la mujer deja de producir estas hormonas antes de lo esperado. Esto puede deberse a varios motivos; antecedentes familiares, tratamientos de quimioterapia o radioterapia, cirugías de ovarios o útero, algunas patologías como enfermedades autoinmunes, VIH o falta de cromosomas, y por último, pero para nosotros la más relevante, el tabaco.

Así es, las mujeres fumadoras pueden llegar a la menopausia hasta dos años antes de lo esperado y en los casos más graves, es decir, en consumidoras crónicas, esta puede adelantarse hasta 9 años. Además, los síntomas comunes de la menopausia se pueden ver agravados provocando, en ocasiones, ciertas dificultades.

Hay varias teorías que tratan de explicar el motivo concreto por el que el tabaco provoca una alteración de las hormonas femeninas. Una de ellas podría estar relacionada con los compuestos químicos derivados del humo del cigarrillo, conocidos como hidrocarbonos policíclicos. Estos podrían acelerar la muerte de los ovocitos, es decir, óvulos que todavía no han madurado, provocando así los cambios hormonales en el organismo.

A la hora de identificar si padecemos menopausia precoz solo deberemos atender a una serie de síntomas, tales como cambios de humor, de peso, dolor de cabeza, insomnio, problemas urinarios, etc. Eso sí, no podemos identificar si la causa ha sido el tabaco, pero si somos fumadores y no tenemos los antecedentes que antes comentábamos las posibilidades son muchas.

Tabaco y menopausia.

¿Qué dicen los estudios?

Los estudios arrojaron datos muy reveladores en cuanto al porcentaje de mujeres que se habían visto afectadas por los efectos del tabaco. Concretamente, según el estudio que realizó la Universidad de Oslo, Noruega, para la revista BMC Public Helath. Así pues, sobre una muestra de 2.123 mujeres de entre 59 y 60 años, el riesgo de padecer menopausia precoz aumentaba en un 59%.

Este estudio también reveló que la exposición al humo podía influir en la aparición temprana de la menopausia y que un gran porcentaje de mujeres que habían dejado el hábito al menos unos 10 años antes de la llegada de la menopausia eran mucho menos propensas a padecer menopausia precoz.

Riesgos del tabaco durante la menopausia

La menopausia como decíamos es un proceso natural, por lo tanto, no conlleva riesgos mayores que nos tengan que alarmar, pero cuando esta se adelanta hay que tener en cuenta posibles consecuencia.

Hay informes que afirman que la menopausia precoz puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardíacas hasta en un 50% e incluso la muerte prematura.

Además, con la menopausia llegan también el envejecimiento, por la fragilidad de las células, el deterioro cognitivo en algunos casos, y la osteoporosis, relacionada con la deficiencia de la hormona estrógeno que cumple un papel fundamental en la absorción de calcio.

En definitiva, una vez más ponemos en evidencia las horribles consecuencias del tabaco en la salud, en esta ocasión únicamente en el sector femenino, y nos concienciamos de la importancia de evitar esta sustancia tanto de forma activa, como pasiva, ya que hemos visto que el humo también puede ser perjudicial en este caso.

Recuerda que los beneficios de dejar el tabaco son muchos y nuestra salud lo merece. Desde Laser Stop te ofrecemos nuestro método laser para dejar de fumar. Un método sencillo, eficaz, sin engordar y sin dolor. A qué estas esperando ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a dejar de fumar. Si quieres, puedes.

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)
0 / 5

Your page rank:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • woocommerce_cart_hash
  • woocommerce_items_in_cart
  • wp_woocommerce_session_
  • woocommerce_recently_viewed
  • store_notice
  • wordpress_logged_in

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
Laser Stop Tabaco
Nosotros te llamamos.
Déjanos tus datos.