Desescalada: aconsejan que todos los espacios se mantengan libres de humo

El humo del tabaco está directamente relacionado con numerosas enfermedades que afectan a nuestras vías respiratorias, vasos sanguíneos e incluso a nuestro corazón. Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que el consumo del tabaco es un problema de salud pública, ya que está relacionado con la muerte de más de 7 millones de personas.

Ahora, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) también considera nocivo para la salud mantener esta práctica tanto en espacios abiertos como cerrados, por lo que recomiendan que, durante el periodo de desescalada, se mantengan todos los espacios libres del humo del tabaco.

Imagen que contiene edificio, tabla, hecho de madera, gato

Descripción generada automáticamente

¿Por qué se relaciona el tabaco con la Covid-19?

Tal y como ha explicado la SEPAR, el consumo de tabaco puede aumentar el contagio de Covid-19, por lo tanto, fumar es, una vez más, un riesgo tanto para los fumadores como para las personas que se encuentran en su alrededor.

Esto se debe a que al fumar y exhalar el humo expulsamos unas pequeñas partículas de salivas llamadas gotitas de Flügge. Estas pequeñas moléculas son las portadoras de virus, entre otros, los que pueden tener personas contagiadas por el Covid-19.

Por ello, si algunos fumadores son portadores del virus, pueden contagiar a otras personas, ya que la carga viral en estas partículas es elevada y muy contagiosa.

¿Existen otras causas por las que nos podemos contagiar debido al tabaco?

El tabaquismo no está directamente relacionado con el contagio de ningún virus, salvo el caso que hemos comentado en el párrafo anterior. Sin embargo, sí provoca diferentes reacciones que pueden propiciar el contagio de cualquier enfermedad.

Por ejemplo, el tabaco, debido a sus sustancias tóxicas, provoca la disminución de las defensas de los pulmones. Esto significa que, si se contrae una enfermedad respiratoria, puede ser más grave que en una persona no fumadora, ya que los tejidos de su aparto respiratorio no están tan dañados. Es por ello por lo que, tal y como ha explicado la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, la enfermedad COVID-19 afecta en mayor medida a las personas fumadoras que a las no fumadoras.

Además, muchos gestos que realizamos al fumar pueden ser peligrosos para el contagio. En primer lugar, es necesario que nos quitemos la mascarilla para ello, por lo que, al tocarla y colocarla varias veces, estamos aumentando el riesgo al contagio. También influye el hecho de que, para fumar, nos llevamos numerosas veces la mano a la boca y a distintas partes de la cara. Esta sería otra acción que podría aumentar el riesgo al contagio.

Teniendo en cuenta la situación que hemos vivido este año a causa de la COVID-19, ahora más que nunca es importante cuidar nuestra salud y la de todos los que nos rodean. Por estos motivos, entre otros, tanto la SEPAR como otras entidades han recomendado que, hasta que pase el periodo de desescalada, se mantengan todos los espacios, tanto abiertos como cerrados, libres de humo.

Sumario
Desescalada: aconsejan que todos los espacios se mantengan libres de humo
Nombre del artículo
Desescalada: aconsejan que todos los espacios se mantengan libres de humo
Descripción
El humo del tabaco está directamente relacionado con numerosas enfermedades que afectan a nuestras vías respiratorias, vasos sanguíneos e incluso a nuestro corazón
Autor
Nombre de la empresa
Laser Stop Tabaco
Logo de la empresa

Comparte Share This

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nosotros te llamamos.

Déjanos tus datos.
Paga tan solo 30€ a modo reserva y abona el resto en la consulta.