Dejar de fumar sin engordar es posible

No lo leas, escúchalo.

Dejar de fumar, un propósito de año nuevo de esos que no se tienden a cumplir. El motivo es que al igual que cuando decimos que vamos a empezar a ir al gimnasio, siempre encontramos excusas para no hacerlo. En el caso del tabaco, una escapatoria muy sencilla y recurrente es “es que dejar de fumar engorda” y es cierto que algunos métodos sí provocan que el sujeto gane peso, pero no todos.

Los motivos por los que dejar de fumar puede engordar son varios. En primer lugar, uno de los efectos de la nicotina es que acelera el metabolismo, provocando que el fumador queme muchas calorías. Por esta razón, cuando el fumador deja de fumar, y deja de consumir nicotina es probable que gane peso. Es cierto también, que el tabaco provoca falta de apetito en quien fuma, entonces directamente este pasa a comer más. Por último. Como cualquier vicio, dejar de fumar provoca ansiedad. Sobre todo, en los primeros días sin fumar, es lógico que se eche de menos este hábito tan negativo y se intenten buscar soluciones.

Por un lado, puede ocurrir que el fumador trate de volver a las andadas, buscando tabaco. No obstante, esta no suele ser la única opción que se puede tomar, hay quien busca sustitutivos. Un buen sustituto para el cigarrillo son los alimentos con grandes cantidades de azúcar, que calman la necesidad de fumar y también sirven como remedio para la ansiedad. Comer de manera compulsiva este tipo de comida es sin duda uno de los señalados cuando se trata de ganar peso tras abandonar el tabaco.

Como decíamos, hay tratamientos que potencian este tipo de comportamientos, haciendo cierto e rumor de que dejar de fumar engorda y por lo tanto dando excusas para seguir consiguiendo tabaco y dañándose físicamente. El láser es un método que resulta la excepción consiguiendo fácilmente que se deje de fumar y que además no se ganen kilos. Esta alternativa, tiene un 945 de efectividad y se basa en reproducir en el paciente el mismo sentimiento placentero que produce la nicotina al fumar. A través de las diferentes sesiones, se dejará de producir el sentimiento de ansiedad, evitando que el exfumador sustituya los cigarros por comida.

El Láser es una alternativa muy eficaz, ya que en apenas dos sesiones de media hora cada una será suficiente para reducir la adicción y sin efectos secundarios, como ganar peso. Si es cierto que es necesario en primer lugar predisposición por parte del sujeto, ya que no es magia, y en segundo lugar, que sean profesionales quien desarrollen el método. En Laser Stop contamos con un Técnico Especialista en el tratamiento de láser para dejar de fumar. Si estás pensando en someterte a este procedimiento, o simplemente tienes dudas, contacta con nosotros y te atenderemos de la manera más personal.

Sumario
Dejar de fumar sin engordar es posible
Nombre del artículo
Dejar de fumar sin engordar es posible
Descripción
Dejar de fumar, un propósito de año nuevo de esos que no se tienden a cumplir. El motivo es que al igual que cuando decimos que vamos a empezar a ir al gimnasio, siempre encontramos excusas para no hacerlo. En el caso del tabaco, una escapatoria muy sencilla y recurrente es “es que dejar de fumar engorda” y es cierto que algunos métodos sí provocan que el sujeto gane peso, pero no todos.
Autor
Nombre de la empresa
Laser Stop Fumar
Logo de la empresa

Comparte Share This

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR... YOU MAY ALSO LIKE...

ARTÍCULOS MÁS VISTOS TOP POST