Impuestos y precios de los cigarrillos más elevados están fuertemente asociados con tasas de mortalidad infantil más bajas en Estados Unidos, según un nuevo estudio de la Universidad de Vanderbilt y la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, que se publica este martes en la revista Pediatrics.

Dejar de fumarLos investigadores encontraron que por cada aumento de impuestos de un dólar por paquete de cigarrillos, se evitaron cerca de dos muertes infantiles cada día. En general, hubo una disminución estimada del 3,2% en las tasas de mortalidad infantil anuales o 750 muertes infantiles menos por año relacionadas con el incremento de los impuestos, según el estudio.

“La exposición a los cigarrillos durante el embarazo se vincula con numerosos problemas de salud para los recién nacidos, incluyendo el nacimiento prematuro, que es la principal causa de mortalidad infantil en Estados Unidos. Gravar los cigarrillos es conocido por ayudar convencer a la gente a dejar de fumar o no empezar”, afirma el autor principal del trabajo, Stephen Patrick, profesor asistente de Pediatría y Políticas de Salud de la División de Neonatología del Hospital Infantil Monroe Carell Jr. en Vanderbilt.

“Este estudio ayuda a los médicos, los funcionarios y los políticos de salud pública a comprender cuánto beneficio puede tener aumentar los impuestos de cigarrillos en la salud infantil”, añade Patrick. A ello, otro de los autores, Matthew M. Davis, profesor de Pediatría en el Hospital Infantil CS Mott de la UM, añadió que el enfoque de la investigación tiene una forma diferente de pensar en los impuestos del tabaco.

“Por lo general, los impuestos se utilizan en la salud pública como una forma de desalentar al tabaquismo y, por tanto, mejorar la salud de la persona que antes fumaba o está considerando la posibilidad de iniciarse en el consumo. Pero la conexión de la subida de impuestos con las reducciones de tabaco y menos muertes infantiles conlleva un nuevo tipo de beneficio”, afirma este investigador.

El consumo de tabaco es la principal causa de muerte evitable, enfermedad, discapacidad y muerte en Estados Unidos. Al mismo tiempo, estudios previos han concluido que las mujeres que consumen cigarrillos durante el embarazo tienen más probabilidades de dar a luz a bebés con trastornos de salud, como bajo peso al nacer, nacer prematuramente, defectos de nacimiento y el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), todas ellas principales causas de mortalidad infantil, que se define como la muerte durante el primer año de vida.

Impuestos más altos sobre los cigarrillos son conocidos por estar asociados con menores tasas de tabaquismo durante el embarazo y mejoras en algunos resultados del parto (como el peso al nacer), pero según estos expertos no se había analizado antes en Estados Unidos el impacto de mayores tasas sobre la prevalencia de la mortalidad infantil.

Para su análisis, científicos de Vanderbilt y Michigan utilizaron datos públicos de entre 1999 y 2010 para determinar la asociación de los impuestos de los cigarrillos y el aumento de los precios en el tiempo con las tasas de mortalidad infantil en Estados Unidos. Se analizaron los datos de los Centros para el Control de Enfermedades y Prevention’s Wide-Ranging Online Data for Epidemiologic Research (WONDER), así como un estudio de varios años de los minoristas con respecto a los impuestos del tabaco y los precios.

Además, el análisis encontró que impuestos más elevados sobre los cigarrillos fueron más efectivas en la reducción de las tasas de mortalidad infantil entre los bebés afroamericanos que los niños blancos no hispanos. En todo Estados Unidos, los bebés afroamericanos tienen el doble de probabilidades de morir antes de cumplir el primer año de vida que los blancos no hispanos.

Ver más en: 20minutos.es